Cómo comprar vuelos baratos

Si estás organizando tu viaje y tu presupuesto es escaso, enterate acá cómo comprar vuelos baratos para emprender tu aventura.

Se sabe, Argentina es un país bastante caro, siempre en crisis y todo lo que ya sabemos. Aunque amemos nuestra tierra hay que admitir que, muchas veces, comprar cosas tasadas en moneda extranjera puede ser un auténtico dolor de cabeza.

La moneda más devaluada del 2018 🙁

Agencias de viaje, paquetes de viaje, cientos de páginas web para comprar tu ticket nos pueden marear y la variación de precios puede ser realmente espeluznante. Pero todo eso tiene solución si seguís estos consejos que te doy, basados en mi propia experiencia, vas a aprender cómo comprar vuelos baratos.

Menos es más.

Ya sé que hay miles de sitios para encontrar vuelos baratos, y no vamos a listarlos a todos, porque en mi caso luego de pasar literalmente semanas entrando a estas plataformas, decidí ir a lo seguro y confiar en mi mejor amigo Google para encontrar mi ticket.

Google Flights fue la respuesta a mis plegarias, es un viejo conocido, una interfaz familiar, no está repleta de pop-ups y disclaimers que te hacen comprar algo que después tiene otro precio y además y esto es LO MÁS HERMOSO, te ofrece un calendario con precios para que no elijas a ciegas guiandote por tu instinto o los astros.

Además todos confiamos en Google y su maravilloso algoritmo que jamás te va a dejar a gamba y vas a saber que te va a ofrecer TODOS los vuelos que estén listados en la plataforma según tu fecha de viaje y presupuesto, obvio.

Siempre a escondidas.

La función de incógnito de Google Chrome no sirve solamente para que busques porno y después no te mande al frente la función de autocompletar (sí, todos lo usamos para eso), sirve también para que los sitios web que visitas no puedan almacenar tu información.

Esto es importante porque, y te lo firmo porque lo comprobé, si buscás vuelos estando loggeadx en tu mail, cada vez que refresques el sitio donde estés o vuelvas a buscar este tema, los precios van a variar solamente porque así están desarrolladas estas webs.

Así que si no estás segurx y solamente querés chusmear precios, SIEMPRE hacelo en modo incógnito y después sí, comprá navegando en forma regular.

Sentite hacker con una VPN.

En casos extremos si sos super celosx de tu intimidad y querés recontra preservar tu identidad en línea y además conseguir vuelos baratos a precios internacionales, una VPN puede ser una excelente opción para conseguir vuelos baratos.

Armando mi viaje a Italia, imagen real.

Una VPN no es más que una red privada virtual (virtual private net), una VPN permite ocultar tu ubicación geográfica y de esa forma “enmascarar” tu navegación. Sin entrar en cuestiones técnicas que me exceden, sirve para que por ejemplo, mediante la VPN elijas conectarte a Internet mediante un servidor en Estados Unidos. De esta forma tu IP va a ser de allá y los precios que veas en línea también, ya que existen sitios con tarifas diferentes según el territorio desde el que se conecta el usuario.

Las VPN son legales, se pueden comprar a casi cualquier proveedor confiable y sirve para evitar, entre otras cosas, que roben tu identidad y proteger tus datos bancarios por ejemplo, si te conectás asiduamente a redes WiFi abiertas.

Ni muy tarde ni muy temprano.

Así como comprar un vuelo a último momento te puede salir un ojo de la cara, lo mismo sucede cuando lo hacés con demasiada anticipación. Sin contar que existe el factor (mala) suerte que puede tirar todos tus planes por la borda si comprás un ticket con media año de anticipación (sobre todo si vivís en Argentina).

Avioncito en el aeropuerto de Londres.

Lo ideal al momento de conseguir un vuelos baratos es comprar tu ticket con 30-45 días de anticipación y si es posible, que elijas viajar en días entre semana, de martes a jueves es una garantía. Lo mismo sucede con los horarios, todos queremos llegar al hotel frescos como un influencer, pero a veces un poco de jet lag y caer de madrugada a donde vayas, puede traducirse en un ahorro significativo. Despegá o aterrizá entre las 00:00 y las 06am y tu bolsillo te lo agradecerá de por vida.

Menos es más, vol II.

Si sos minimalista y podés hacer esto, te ganaste el trono en el reino de los vuelos baratos.

NO lleves valija que se deba despachar en bodega, esto puede significar que quemes hasta 100 dólares solamente en bártulos. Si podés viajar con dos bombachas y un equipo de mate, hacelo y llevá todo con vos a la cabina. Tu espalda, tus finanzas y tus piernas cuando tengas que caminarte una ciudad nueva de arriba abajo buscando taxis/wifi/baño te lo van a agradecer.

Estas guachas encarecen todo.

Lo mismo sucede con la comida, los vuelos largos incluso en algunas low cost (como Norwegian) incluyen platos humildes pero que sirven en momentos de necesidad. Pero si podés elegir no comer en el avión y esto te implica un ahorro, cosa que vas a ver en el proceso de check out de tu compra de vuelo, hacelo y decile a tus viejos o amigues que te equipen con barras de cereal, agua o sanguches de milanesa. Pero antes, fijate si tu aerolínea te permite llevar morfi y cual es la normativa sobre este tema en el país al que vas.

Aeropuertos alternativos, piola para ahorrar.

Por último y no por eso menos importante, si vas a una ciudad grande o una capital, probablemente ese lugar tenga más de un aeropuerto. Para conseguir vuelos baratos es mejor que elijas aterrizar en el segundo aeropuerto más grande/conocido o incluso el tercero si hubiera. Esto va a achicar tus costos sensiblemente.

Gatwick, el segundo más grande después de Heathrow. Acá llegué yo y me ahorré unos buenos mangos.

Por supuesto puede que no esté tan bien conectado como el aeropuerto más grande en la ciudad donde arribes, pero de todas maneras todos estos lugares suelen estar lejos y siempre hay opciones de transporte público que te acerquen al centro donde seguramente está tu alojamiento.

NOTA: Si estás por viajar a Europa, por el motivo que sea, es importante que no sólo sepas cómo comprar vuelos baratos, sino que es muy fácil encontrar una solución alternativa a comprar un vuelo de regreso a la Argentina para poder entrar al espacio Schengen. Esa info te la dejo acá.

Si te sirvió esta info, no seas rata y compartila en tus redes, y si ya viajaste y tenés otros consejos que quieras sumar, no dudes en dejar tu comentario 😀

Comentarios