Cómo traducir y legalizar las actas de la ciudadanía italiana

Traducir y legalizar las actas, quizás la parte más tediosa de todo el proceso, pero como siempre, es más fácil de lo que pensás y fundamental para solicitar tu ciudadanía.

Si estás en esta instancia significa que ya conseguiste toda la documentación para la ciudadanía (tenés el acta tana, las actas argentinas y ya recibiste/retiraste el certificado de NO argentino).

Cuando te das cuenta que todavía te falta traducir.

Ahora solamente queda que hagas traducir y legalizar las actas para que tenga validez internacional, ya sea que presentes todo en el consulado de tu región o acá en Italia, es lo mismo. Con el acta que tengas de Italia no hacés nada.

Esto es así porque la carpeta que vas a presentar básicamente la chequea el Estado italiano y para que tengan valor es necesario que tengan la certificación de la Haya, que es simplemente un papel por el cuál pagás y que le otorga validez internacional a tus papeles argentinos.

Esto puede parecer un bardo pero no lo es:

Los aranceles de cada trámite están especificados en cada web y, desgraciadamente todo se hace en Capital ya que no hay sedes en el interior. Lo bueno es que los trámites NO SON personales y que demora como mucho una hora, posta.

Traduciendo a troche y moche.

Esta parte sí puede ser medio un perno y, en mi experiencia, lo más costoso. A pesar de esto hay algo que tenés que tener en cuenta: NO ES obligatorio que las traducciones las haga un traductor matriculado, pero sí es recomendable (salvo que manejes super bien el idioma, obvio) y obligatorio que te las legalicen, según corresponda. Si es confuso, seguí leyendo.

Vos tratando de traducir tus docuementos con Google Translate.

Los documentos que se traducen (independientemente de si hacés tu ciudadanía en Argentina o Italia) son los que están en español, nada más. Si vás a optar por un traductor matriculado, esto te puede llegar a salir cerca de 900 por acta (mayo 2019). Podés encontrar traductores matriculados en el Colegio de Traductores de la provincia/ciudad donde vivas, simplemente googleando.

Una vez que tengas las traducciones, podés legalizarlas de 3 formas:

  1. Visto consular (si hacés el trámite en Argentina o en Italia).
  2. Asseverazione di traduzione (sólo válido en Italia).
  3. Apostilla del Colegio de Traductores + Apostilla de la Haya.

Visto consular: básicamente, se trata de un sello que certifica que tu documentación pasó por el consulado, luego de ser legalizada por el traductor/Colegio de Traductores, nada más. Es necesario para darle validez a tus actas, eso sí. En la web del consulado que corresponda a tu domicilio vas a encontrar un link para obtener un turno (así como los aranceles correspondientes para este trámite), todo esto varía según donde estés así que es mejor que chequees por vos mismx.

Asseverazione di traduzione: este ese el método que yo elegí porque me resultó imposible conseguir turno para el visto y además, el trámite en Córdoba demoraba más de 15 días y coincidía con mi fecha de viaje. Para hacer la aseveración, necesitás ir a la oficina de Tribunales de la ciudad donde vayas a presentar tu carpeta, con un ciudadano que tenga DNI o pasaporte italiano, y abonar una marca da bollo (estampilla judicial) de 16 que se compra en cualquier kiosco. Para esto, tus traducciones NO TIENEN que estar firmadas, asi que pedile a tu traductor que te envíe su trabajo en word.
Consejo: antes de hacer esto consultá en la web de Tribunales de tu ciudad el monto exacto (a veces cobran una marca da bollo cada 25-50 líneas de texto) y si necesitás ir con un traductor matriculado (en Torino por ejemplo, es así).

Si hacés tu ciudadanía en Italia, vas a necesitar varias de estas.

Apostilla del Colegio de Traductores + Apostilla de la Haya: la famosa doble apostilla. Funciona así, traducís las actas con un traductor/a público, las legalizás con esa persona o en el Colegio de Traductores y luego hacés apostillar la traducción en cancillería con el famoso sello de la Haya.
Esto puede resultar un poco polémico sobre todo si venís a Italia porque a veces desconocen el Colegio de Traductores, o simplemente se niegan a recibir documentación de este tipo. Lo mejor es que, si pensás viajar, antes de hacer esto consultes si este tipo de legalización es válida.

Ahora que ya sabés cómo traducir y legalizar las actas, no te podés quejar.
Si tenés alguna duda o sugerencia, obvio me dejás un comentario. Si tenés dudas sobre qué papeles necesitás, click acá. Y si te sirvió la info, no seas rata y compartí la info 😀

Comentarios