Documentos para la ciudadanía italiana: cómo encontrarlos

Actas de nacimiento, de casamiento, rastrear iglesias, todo lo que necesitás saber para encontrar los documentos para la ciudadanía italiana, lo descubrís acá.

Esta, claramente, puede ser la parte más tediosa al momento de tramitar nuestra ciudadanía italiana, por obvias razones: no todo el mundo conoce sus orígenes o tiene totalmente claro hasta qué generación se remonta su ascendencia italiana. 

En la enorme mayoría de los casos, comenzar a recopilar la información necesaria para obtener la ciudadanía italiana es la peor parte. Por eso acá te doy algunos consejos sobre cómo podés ahorrar tiempo y dinero.

Vos buscando tus papeles.

Documentos que sí o sí necesitas

Es una obviedad pero lo primero que tenés que hacer es hablar con tu familia y rastrear a tu antepasado italiano, independientemente de que tu apellido sea o no italiano (como yo que tengo apellido francés, nada que ver).

Esto debido a que lo que se requiere por ley, es que logres reconstruir tu linea de ascendencia empezando por vos hasta llegar hasta el antepasado que era italiano o italiana. Osea que si el italiano en tu familia era el bisabuelo Pipo, necesitas juntar todos los papeles que dan cuenta de las “acciones” civiles que tomaron: nacimientos, defunciones, casamientos y/o divorcios, si hubiera.

Documentos para la ciudadanía italiana, los papeles del nono

Lo más común en Argentina y latinoamérica en general es que las familias que tienen origen itaiano sean de tercera generación o más. Esto significa que tu línea de ascendencia se reomenta posiblemente a tu bisabuelo o tatara abuelo. 

Así que lo primero es saber quién era el o la italiana en la familia. Una vez que sepas esto, tenés que averiguar donde y en qué año nació, para poder remitirte a la municipalidad italiana en cuestión y pedir una copia física legalizada del acta de nacimiento (en papel y firmada).

Si no sabés el año y lugar de nacimiento, averiguá donde y cuándo falleció. Así vas a poder pedir el acta de defunción donde constan sus datos de nacimiento.

En mi caso, yo solamente sabía el nombre y apellido de mi bisabuelo y que había fundado una escuela en Saladillo, provincia de Buenos Aires. Nada más. Así que moví cielo y tierra hasta que di con un señor de esa localidad dedicado a recopilar datos del origen del pueblo y él me pasó un registro de inmigrantes que llegaron a esa zona, donde figuraba mi bisabuelo.

Donde conseguir los documentos para la ciudadanía italiana

Si nadie en tu familia sabe nada de tu antepasado y no hay un triste papel, la web del CEMLA (Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos) tiene un registro de (casi) todos los inmigrantes que llegaron a la Argentina por el puerto de Buenos Aires.

Otra buena idea es investigar tu árbol familiar y las ramificaciones de tu apellido o el apellido de tu antepasado, desde la web de Family Search.

Una vez que tengas un año aproximado de nacimiento y la ciudad/pueblo en Italia donde nació tu antepasado, solamente tenés que contactarte con el registro civil de este lugar para solicitar que te envíen su acta de nacimiento legalizada, con el motivo de la solicitud de ciudadanía italiana.


Consecuencias de una investigación exhaustiva.


Esto podés hacerlo usando este modelo válido para mails o cartas. Además vas a poder acceder a los correos de la administración pública en cada comuna, haciéndo click acá y desde los links que te dejo más abajo, vas a encontrar los datos para ubicar todas las parroquias italianas, en caso de que no te respondan o no encuentren el acta que necesitás en el municipio donde escribas.

Buscador de parroquias 1.
Buscador de parroquias 2.

Documentos para la ciudadanía en Argentina

Una vez que ya tenés el acta de nacimiento de tu antepasado, solamente queda que obtengas los datos de tus familiares en Argentina. Para esto, basta con que te dirijas al registro civil correspondiente y pidas una copia de los documentos para la ciudadanía italiana, siempre legalizados.

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, podés hacer esto en forma digital y recibir las partidas en tu casa o bien, obtener un turno para retirarlas en persona si vivís allá o tenés la posibilidad de viajar. Todo tiene que estar legalizado (firmado y sellado) por un funcionario de gobierno en papel, por supuesto.

Los papeles que vas a necesitar como te dije más arriba son todas aquellas actas que den crédito de los actos civiles (nacimiento, fallecimiento, casamiento y/o divorcio si hubiera) y un extra: el certificado de no renuncia a la nacionalidad.

El certificado de NO argentino, cómo pedirlo

Esta es definitivamente la gema que te va a consagrar al momento de obtener tus documentos para la ciudadanía italiana. Este certificado es nada más y nada menos que el documento que testifica que tu antepasado nunca renunció a su italianidad y que justamente por esto vos sos hoy una persona legalmente habilitada para pedir que te reconozcan como italanx, porque llevás su sangre.

Para pedir este papel glorioso, tenés que hacer copias de TODAS LAS ACTAS que ya tengas legalizadas de tu parentela desde el italiano en adelante y enviar o presentar copias también legales a la Cámara Nacional Electoral.

Las copias las podés legalizar GRATIS en cualquier comisaría, llevá los originales y las copias y decile a un oficial que te ponga sello de copia fiel en las copias (obvio).

“Antes cobrabamos… pero ahora lo hacemos gratis”, me dijo la policía que me atendió. POSTA.

Después te descargás este bonito formulario y lo completás con todos los datos que se te solicitan en cada ítem. Por cada certificado que necesites, llenás una de estas solicitudes, todo con birome azul y en letra imprenta lo más legible que puedas.

Una vez que tengas tus copias fidelizadas y tu formulario listo, metés todo en un hermoso sobre de papel y te vas al Banco Nación a comprar estampillas judiciales por $90 (2019). Esto es lo que vale un certificado de NO argentino, osea que si querés dos, necesitás $180 pesos en estampillas. Las estampillas tienen la misma denominación que los billetes y valen lo mismo. Van sueltas dentro del sobre, no hace falta que las pegues.

Tu sobre ya está listo y podés enviarlo por correo o presentarlo personalmente según donde estés a la direcciones que se indican en el formulario.

 

Por cualquier duda o consulta, dejame un comentario. Y si te sirvió la data, no seas rata y compartí esto en tus redes sociales 😀

Comentarios