Tres historias bizarras de Buenos Aires que tenés que saber

Malvinas y los ingleses se “enfrentan” en ambos lados de Avenida del Libertador. Veredas gemelas en el barrio de San Nicolás y un tótem en Retiro podrido, serruchado y restaurado.

Si hay algo que caracteriza a la mítica ciudad capital, es la cantidad de culturas, personas, hechos y fenómenos de todo tipo y color de los que supo ser epicentro desde el inicio del tiempo, hasta el día de hoy.

Estoy convencida de que a cada minuto o cada segundo, algo raro o fuera de nuestro entendimiento racional, está sucediendo en capital. Es justamente en honor a esta sensación, que decidí recopilar tres historias bizarras de Buenos Aires.

El tótem canadiense que vive en Retiro

Se trata de un regalo bilateral. Ese tipo de ofrendas que se hacen entre países mediante cancillería/embajada, con el fin de hermanar los pueblos. En esta ocasión, el para nada modesto detalle provino de Canadá.

Hace algunas décadas, la delegación diplomática en Argentina que por supuesto tiene base en Buenos Aires, logró enviar un imponente Tótem. No solo de un enorme valor monetario sino de un significativo peso cultural y emotivo. Esto debido a que el tótem fue tallado por las mismísimas manos de tribus nativas.

Desgraciadamente y, fiel a la costumbre de la administración pública capitalina, la monumental escultura de madera tuvo una trágica vida. Pasó gran parte de su tiempo olvidada en un depósito, luego de pudrirse, ser serruchada por error y más tarde restaurada con no demasiada pericia.

 

Las veredas gemelas de San Nicolás

Otra de las historias bizarras de Buenos Aires, es la que vive en el típico pero no tan turístico barrio céntrico de San Nicolás. En este lugar existe una de las pocas calles, concretamente el Pasaje Rivarola, que cuenta con veredas idénticas.

A primera vista no se nota, de hecho pasa totalmente desapercibido, pero si prestás atención, a cada lado las fachadas de los edificios son exactamente iguales. Están hechas en espejo y no, no fue un error.

Los edificios datan de la segunda década del siglo XX y la razón por la cual estas dos fachadas son igualitas, no tiene una explicación lógica o, al menos, que sea conocida hasta el momento.

De lado a lado los dos edificios son iguales, “son lo mismo” diría Del Caño.

La extraña casualidad sobre la torre de los ingleses

La última de las tres historias bizarras de Buenos Aires es aquella que ronda  la creación de la famosa e icónica Torre de los Ingleses en Retiro.

También conocida por su nombre real, la Torre Monumental que fue creada con el fin de homonajear a esta colectividad. Pero casualmente, fue emplazada directamente en el mismo lugar desde donde Liniers partió con sus tropas a combatir contra el Reino Unido, en la primera invasión de 1806.

Para más curiosidades respecto de este lugar, exactamente en frente cruzando la célebre Avenida del Libertador, está el monumento a los caídos en Malvinas en Plaza San Martín ¿Casualidad? No lo creo. Muy irónico y poco feliz, es decir, ¡bien argentino todo!

 

Si te gustan este tipo de historias, suscribite a mi canal de YouTube y agregá este blog a tus favoritos 😀

 

 

Comentarios