Cómo entrar a Europa sin pasaje de vuelta

Aunque parezca imposible y contra todos los pronósticos, entrar a Europa sin pasaje de vuelta es absolutamente posible. Entrerate cómo haciendo click acá.

A lo largo y a lo ancho de Internet, en foros, grupos de Facebook (que son como un universo aparte, un agujero negro repleto de desinformación en muchos casos) e incluso en la vida real si vamos a una agencia de viajes, nos vamos a encontrar con la misma frase siniestra: “para que te dejen entrar a Europa como turista necesitás tener un pasaje de vuelta a la Argentina”.

Ya sea que viajes justamente por turismo y nada más, o decidas venir a quedarte y hacer tu ciudadanía o quedarte de ilegal (cosa que desaconsejo totalmente, obvio) todo esto lo podés hacer ingresando de turista SIN pasaje de vuelta a la Argentina comprando algún vuelo barato. Pero antes de ahondar en esto repasemos algunas nociones básicas.

El espacio Schengen: say what?

Allá por 1995 en la ciudad de Schengen en Luxemburgo, se firmó un tratado que propuso eliminar las fronteras entre países europeos, el cual se incluyó en los tratados de la Unión Europea en 2009. En pocas palabras, este acuerdo permite el libre tránsito de ciudadanos europeos o extra comunitarios (países que NO forman parte de la UE) con visas que los autoricen, sin controles aduaneros; tal y como pasa en nuestro querido y vapuleado MERCOSUR.

Dicho esto, existe en la actualidad una circular con una serie de requisitos para poder ingresar a los países de la Unión Europea, entre los cuales se encuentra aquel que explica que, así como necesitás un pasaje de ida, necesitás uno de salida del espacio Schengen. Sí, dije salida del espacio Schengen, no retorno al país de origen.

Esto significa que si ingresamos a Europa por Barajas y declaramos que vamos a estar en España 30 días, tenemos que acreditar que luego de esos 30 días vamos a irnos del espacio Schengen, eso puede significar que ya tenemos un pasaje de regreso a Ezeiza o que contamos con un ticket para seguir viaje a Tailandia, Estambul, Londres o Melmac. Da igual.

Zafando de poner la taraska.

¡Aquí viene lo bueno joven! Ahora bien, viendo lo que escribí más arriba me vas a decir que de todas maneras necesitás un pasaje, aunque sea en bondi o ferry para salir del espacio Schengen, no? Bueno no.

Si sos una persona con pocos recursos económicos (como quien escribe) o simplemente te gusta mucho ahorrar (como quien escribe), existen opciones validas, asequibles y sobre todo legales para que puedas “conseguir tu pasaje” sin realmente comprarlo. Se trata del alquiler de pasajes.

One Way Fly, mi único héroe en este lío.

En lugar de comprar un ticket de salida Schengen y tirar 300, 400 u 80 dólares a la basura, podés hacer lo que hice yo y por unos 16 dólares alquilar tu pasaje con One Way Fly.

En esta plataforma reservás un vuelo para la fecha que te pinte según necesites y ellos te envían una reserva con todos tus datos para que puedas mostrar en migraciones. Lo más importante es que, contrariamente a otras plataformas, esta te da un número de asiento real de manera tal que figura todo como si el pasaje ya estuviera pagado. Obviamente como el servicio es interancional, podés pagar con tarjeta de crédito, RapiPago/ Débito todavía no admiten.

La duración de este “alquiler” es de 7 días, así que te da un marco de tiempo bastante amplio y piola para organizar tu viaje y tarda en efectivizarse unas 72hs, así que si podés, hacelo con algo de anticipación.

Este maravilloso papelito presenté yo tanto en Inglaterra como en Italia y no tuve ningún problema y pagué unos 16 dólares (14 libras aprox) en Febrero de este año.

Así que ya sabés, olvidate de comprar un pasaje de regreso para tirar a la basura y guardá esa plata para comprar souvenires en Europa.

Si te sirvió la info, no seas rata y compartila con tus amigues. 😀

Comentarios